Pruebas diagnóstico

MINERALOGRAMA INTRACELULAR OLIGOSCAN

DETECTOR BIOFOTÓNICO DE LA BIODISPONIBILIDAD MINERAL INTRACELULAR

El “OLIGOSCAN” es una conquista de la tecnología moderna que nos detecta y muestra con precisión el estado general del individuo, a nivel de toxicidad y nutrición.
Con la prueba, podemos saber la cantidad de minerales nutrientes que dispone el organismo, cuales son las deficiencias, las fuentes de toxicidad, el índice de envejecimiento y hasta como controlar los niveles de los minerales para el restablecimiento de la salud.

La descompensación o el desequilibrio de los elementos nutrientes en presencia o no de elementos tóxicos, provoca disturbios generales que con el paso del tiempo se manifiestan de manera seria y consecuente.

Una pequeña parte del CUTIS PALMAR es sometida a examen, y de acuerdo con lasreacciones físico‐químicas presentadas, se puede saber el estado de salud relativa.
Medidas preventivas pueden ser establecidas, para recomponer, desintoxicar y restablecer las condiciones más saludables.

El informe consta de los datos obtenidos por la detección de reemisiones biofotónicas de los átomos y las moléculas de los elementos presentes en las células del CUTIS PALMAR.

El método llevado a cabo para la determinación de metales tóxicos utilizados por el OLIGOSCAN es LA ESPECTOFOTOMETRÍA capaz de proporcionar resultados en partes por millón (ppm), equivalente a 0,0001%, considerado normal por la mayoría de los investigadores en el campo, donde se pone a prueba tales elementos.

Este valor está regulado por la Organización Mundial de la Salud (Trace Elements in Human Nutrition and Health. World Health Organization ‐ Geneva ‐ 1996). Algunos nutrientes, es decir, a las vitaminas, los minerales y las enzimas a pesar de representar una cuota mínima en el peso, en nuestra composición corporal, son los que controlan las reacciones bioquímicas que transforman los alimentos en energía o en los componentes de las estructuras de los distintos órganos y aparatos.

En cambio, el OLIGOSCAN es un tipo de análisis valiosísimo para las finalidades que se plantea la nutrición; consiste en la dosificación de los minerales presentes en una muestra del CUTIS PALMAR, fácilmente obtenible y utilizable, que refleja el contenido de minerales presente en el interior de las células. Por tanto se trata de un análisis de los minerales presentes en los tejidos, es decir, contenidos en las células del organismo, con valores que no sufren la influencia de las fluctuaciones diarias, de factores de compensación de la sangre o de mecanismos de eliminación de metales tóxicos. El tejido del CUTIS PALMAR se debe considerar como una grabadora de información acumulada en el tiempo, que encierra durante el crecimiento los distintos elementos que se van asimilando.

El nivel de cada mineral nos revela posibles carencias o excesos, además de la presencia de metales tóxicos que pueden provocar daños directos por intoxicación e indirectos por la sustitución o el bloqueo metabólico de minerales útiles.

El análisis de la relación entre los distintos minerales también puede proporcionar datos importantes sobre:

El metabolismo ‐ como proceso de producción y utilización de la energía, controlado por las glándulas tiroides y suprarrenales.

La situación de la resistencia al estrés.

El metabolismo del azúcar ‐ con posible tendencia a padecer diabetes o hipoglucemia.

La tendencia a padecer una veintena de patologías, que van de la osteoporosis a las anemias, a la disminución de las defensas inmunitarias, hasta trastornos del comportamiento.

“El análisis mineral en las células epiteliales del cutis palmar mide el nivel de los minerales en la alimentación. También mide la eficacia metabólica con que ciertos minerales son depositados en la proteína, la cual está siendo sintetizada y puede estar relacionada a toda una gama de criterios metabólicos sutiles, diagnósticamente útiles, que no tienen ninguna relación con la ingestión o no de un determinado mineral” (BLEND).

El nivel de cada mineral nos revela posibles carencias o excesos, además de la presencia de metales tóxicos que pueden provocar daños directos por intoxicación e indirectos por la sustitución o el bloqueo metabólico de minerales útiles.

Para analizar en el organismo estos “microcomponentes”, por desgracia, no son muy útiles los habituales análisis de sangre. Esto se debe a la dificultad de dosificar las cantidades, a veces bajísimas, de minerales en la sangre, tanto porque los electrolitos, como por ejemplo el potasio, encargado de controlar el ritmo cardíaco, deben mantenerse en niveles muy bajos en la sangre para no provocar descompensaciones gravísimas, como los metales tóxicos se expulsan rápidamente de la sangre para su eliminación o se depositan en los tejidos. Aportaciones del Mieneralograma OLIGOSCAN respecto a otras formas de Análitica.

El análisis de sangre ‐ proporciona información sobre los niveles de minerales en su cuerpo sólo en el momento del examen. Si sólo come una banana, la prueba puede indicar un alto nivel de potasio, incluso si la persona necesita o no un suplemento de potasio. Por otra parte, el resultado del OLIGOSCAN indica su nivel de potasio en general ‐ es decir, los niveles reales de almacenamiento.

El examen de orina ‐ sólo puede medir los minerales que se excreta. En contrapartida el OLIGOSCAN mide lo que está siendo absorbido por el cuerpo como combustible.

La observación de la línea de cabello ‐ muestra la cantidad de minerales presentes en un corto período de tiempo. En menos de una semana pueden cambiar a partir de elementos químicos utilizados como por ejemplo los tintes para el cabello. Los valores del OLIGOSCAN no sufren la influencia de la fluctuación diaria.

PUNTO FUNDAMENTAL


El OLIGOSCAN permite al médico o terapeuta adecuar los procedimentos terapéuticos con otros aparatos así como prescripciones individuales de quelantes homeopáticos o suplementos especiales.

Servicio con el Escaner Biointegral Avanzado

El Escáner Biointegral Avanzado (ESBIA) que utiliza la resonancia de ondas de luz, óptica y acústica con objeto de escanear y detectar el estado funcional del cuerpo humano y rastrear la información de las diferentes estructuras biológicas (desde los organos, tejidos, células, hasta el nivel molecular), estableciendo dónde se encuentran las alteraciones que pueden producir, o que ya han producido enfermedades físicas, por lo tanto, ayuda a la evaluación de las tendencias patológicas y nos ofrece la posibilidad de hacer una visión precoz antes de que surja tanto el síntoma como la enfermedad, ello nos permite actuar de manera anticipada ya que muchas veces el síntoma aún no está presente, pero sí existe la enfermedad latente.

El sistema ESBIA, através de los inductores magnéticos (auriculares), emite y recibe señales de muy baja frecuencia, desde 1,8Hz (huesos, dientes, piel) hasta 8,2Hz (corteza cerebral, retina, nervio óptico), estas señales son inaudibles ya que están fuera del espectro de sonidos que el ser humano puede oír, entre 20Hz y 20kHz.

El equipo hace un primer análisis a todos estos niveles, identificando desde las zonas alteradas hasta las pérdidas de información en los fragmentos de ADN.